Movilización y corte de ruta

El pasado jueves 5 de agosto, la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) realizó una movilización y corte de ruta.  

Una caravana de autos salió desde la sede central de APTS, cerca de las 11 hs de la mañana, rumbo a la Av. Santos Ortíz, a la altura de la EDIRO (lugar de concentración para todos los que quisieran sumarse y acompañar los reclamos de los trabajadores de la salud).  

Los autos recorrieron las calles de la ciudad con carteles que visibilizaban las principales demandas del sector dirigidas al gobierno, entre ellos podían leerse “Queremos los resultados de los concursos 2018”, “Luchamos porque nos jubilan como administrativos”, hasta el recuerdo y pedido por la aparición de la niña Guadalupe Lucero.  

Una vez llegados al punto de encuentro, los afiliados a APTS que se movilizaron desde toda la provincia, se unieron a los chicos de Barrios de Pie y a los Promotores de la Salud (egresados de la carrera que la ULP incluyó en su currícula, a quienes les prometieron una rápida salida laboral y aún están sin contratación). Con distanciamiento físico, tapabocas y distribución de alcohol en reiteradas ocasiones, se dio inicio a la marcha por la Av. Santos Ortíz y su posterior corte de ruta.  

La medida se llevó a cabo por el descontento generalizado que existe entre los trabajadores de la salud, quienes hace un año y medio están trabajando sin descanso, sobrecargados frente a la reducción de personal y estresados frente al difícil contexto que supone trabajar en pandemia. Así lo aseguró la Sec. Gral. de la asociación, Ana Lía Trifiró, al expresar “la pandemia no nos es indiferente. Somos personas, no héroes. La muerte de los pacientes y de nuestros compañeros nos afecta. Necesitamos descansar, reponer energías para volver a atender con la calidad que la sociedad se merece”.  

El reclamo más urgente es el pedido por la restitución de las Licencias Psicoprofilácticas, las que quedaron suspendidas desde el inicio de la pandemia debido al contexto de Emergencia Sanitaria declarada a nivel nacional. Actualmente, desde APTS consideran que es el momento oportuno para otorgarlas, dado el descenso producido en el índice de positividad, el menor número de camas de UTI ocupadas y antes de la llegada de la tercera ola de contagios.  

El descontento de los profesionales y técnicos llegó al hartazgo cuando la Ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, aseguró en la radio que “en salud se está trabajando en burbujas” lo que supone que los trabajadores rotan cada 15 días. Esto fue inmediatamente desmentido por APTS, desde donde se afirma que hace más de un año no se trabaja bajo esa modalidad.  

La convocatoria a la movilización fue un éxito, congregó a decenas de personas que se unieron para reclamar por una urgente solución a las demandas de los trabajadores. Se trató de una movilización pacífica. De a ratos se realizaba un corte de ruta de calzada completa, y los automovilistas, en solidaridad con los trabajadores, se unían al reclamo generando un “bocinazo” mientras pasaban cerca de los manifestantes.  

“Observen que paradoja: allá, de fondo, se alza un hospital nuevo, hermoso y lujoso, mientras los trabajadores de la salud salimos a cortar la ruta en reclamo de nuestros derechos. No queremos mendigar por lo que nos corresponde” declaró por el megáfono Carlos Bellettini, Sec. De Prensa y Difusión de APTS, a los presentes. 

Al reclamo por el cumplimiento de la Ley que garantiza las licencias y el período de descanso de los trabajadores, se unieron los ya históricos pedidos que siguen sin ser atendidos por el Ministerio de Salud:  resultado de los concursos 2018, recategorizaciones, estabilidad laboral, nombramiento de personal, no al monotributo, entre otros tantos. Hasta el intendente de la ciudad, Sergio Tamayo, tuvo dedicado un cartel donde se podía leer “B° Bosque Algarrobo: Tamayo aproba la obra”.  

Con carteles, bengalas de humo, ruido y cánticos de reclamos, la jornada de protesta finalizó luego de dos horas, dejando en claro que, cuando los derechos son vulnerados, los trabajadores de la salud no dudaran en salir a luchas por ellos.