Repudio

San Luis, 22 de mayo de 2020

Repudio

APTS se solidariza con la profesional médica del área de aislamiento e internación de pacientes sospechosos de COVID-19 del Hospital de San Luis, quien fue agredida durante la jornada del día de ayer (21/05/2020) por un paciente sospechoso de coronavirus. Esta situación se ve agravada por ser el agresor un profesional de la salud que, además, trabaja en el citado hospital y que obviamente está al tanto de todos los protocolos que se deben cumplir, hecho que lo llevó a realizar la consulta médica.

Desde la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud repudiamos enérgicamente la agresión al personal de salud y más aún si es cometido por un colega.

Desde nuestro sindicato no vamos a permitir que situaciones de violencia se vivan en las instituciones sanitarias. Quienes trabajamos en los hospitales estamos para atender, servir y cuidar a cada uno de los pacientes, no para ser violentados. Lamentamos que el protagonista de esta agresión sea un compañero que, aprovechándose de su condición de varón dominante, arremetió contra una joven médica que solo siguió los protocolos establecidos para contener a los pacientes sospechosos de COVID-19.

Nada justifica los hechos, pero ponen claramente de manifiesto el gran nivel de tensión que se vive a diario en los centros asistenciales de toda la provincia, donde personas atendemos a personas. Hemos denunciado en varias oportunidades la falta de personal policial en los centros. Apreciamos que el ministerio haya manifestado su repudio y que el fiscal de estado haya tomado acción en el caso, pero deseamos que esto sea una política permanente de protección del personal de salud y no sólo en tiempos de pandemias.

Debemos trabajar todos firmemente (trabajadores, sindicatos, estado,) para terminar con todo tipo de violencias al interior de nuestros lugares de trabajo. La violencia machista es una de ellas. No vamos a permitir que estas prácticas se reproduzcan y se normalicen.

No queremos más violentos en ningún nivel de la salud pública, ni ahora, ni nunca.